Con la vista clavada en el horizonte, con el corazón bombeando sangre a mis piernas voy hacia el futuro, brillante, intenso y lleno de colores.
En los bolsillos solo llevo cosas de un valor especial que no se pueden empeñar.
En mi espalda a modo de mochila llevo las estaciones, que como catalizadores van activando cada uno de mis estados de animo.
Y no voy envejeciendo, no me voy cansando. No paro y quiero que este viaje sea interminable...

Pic: Jesi Starinieri

4 comentarios:

·phenomenadia· dijo...

es abril, ah no, es mayo. mucho san pedro y nada de salinas. sera que me estas esperando para que te acompañe? :P
un ebso niiiiiiiiico, se me estan pudriendo los hongos del yogur.

La loca de Mierda dijo...

nada mejor que ir envejeciedo dejando el cansancio de lado...

saludoss!!

Luz? dijo...

la mirada hacia el horizonte hace llegar lejos a las personas.

eso creo.

Juno dijo...

muchas gracias por el credito!
cuando quieras te paso las fotos por msn en tamaño original :)